Sueños eróticos : Porque los tenemos?

Todos los tenemos, así que dejemos de sonrojarnos. La pregunta es ¿por qué los tenemos? Para Sigmund Freud, los sueños eróticos estaban directamente relacionados con nuestros deseos más carnales. Según él, si estos deseos sexuales van en contra de las normas sociales o morales terminan reprimiéndose, y se codifican en símbolos que aparecen en los sueños. Si bien no hay evidencia científica de esto, las teorías de Freud se han utilizado durante mucho tiempo para el psicoanálisis.

Para la ciencia, la explicación es simple, la corteza prefrontal del cerebro es la encargada de regular e inhibir los deseos agresivos y libidinales. Durante la etapa de sueño REM se activan los sistemas dopaminérgicos mesolímbico-corticales, asociados con los deseos sexuales, al tiempo que disminuye la actividad de la corteza prefrontal. De una forma u otra, esto se manifiesta en los sueños. ¿Ven? muy simple.

Calvin Kai-Ching Yu y Wai Fu, investigadores de la Universidad Shue Yan de Hong Kong, hicieron un cuestionario a 58 hombres jóvenes sobre el tipo de actividad sexual que tenían durante sus sueños eróticos, y también si habían eyaculado. El breve estudio arrojó que en los sueños, las mujeres con las que habían soñado eran completas desconocidas; y además el promedio de sueños por año era de tan solo nueve. Resultados similares se obtienen en mujeres jóvenes. Además, todos los participantes manifestaban que esos sueños no estaban relacionados con sus deseos conscientes.

Por otro lado, un estudio de la revista The Social Psychological and Personality Science sugiere que lo que soñamos, especialmente lo que está relacionado con el amor y el sexo, influye en nuestra vida diaria. Por ejemplo, la infidelidad y los sentimientos de celos en un sueño podrían afectar la relación de pareja al día siguiente. Por esta razón, lo sueños tienen un importante papel en la vida diaria, ya que nos influyen directamente en el humor que tenemos, especialmente para con nuestras parejas. En la ciencia esto se llama ‘cebado’, es decir, la reacción que tenemos hacia una imagen anterior que actúa como disparador. Estos estímulos no los podemos controlar, por lo que, si reaccionamos a ellos, estamos haciéndolo a un comportamiento incontrolado.

Entonces, en la mayoría de los casos, los sueños reflejan cómo va nuestra vida sexual, si es que llevamos mucho tiempo sin actividad, si te dejaron a mitad de ‘faena’ e incluso, en el caso de los hombres, debido a largos períodos de abstinencia con lo cual el cuerpo necesita de alguna forma desechar el semen acumulado.

Por-que-tenemos-suenos-eroticos-1.jpg

Otros datos:

Los sueños eróticos se presentan tanto en hombres como en mujeres con la misma frecuencia.

Solo el 4% de sueños eróticos acaban en orgasmos, los demás solo producen lubricaciones vaginales y erecciones.

No todos los sueños tienen mensajes subliminales y no siempre implican un deseo oculto. Así que los que hayan tenido sueños de infidelidad o de relaciones homosexuales, no siéndolo, no se preocupen, a veces el cerebro procesa información de manera errónea.

Son más frecuentes en la adolescencia que en la adultez. Si la frecuencia es igual o mayor en la adultez… disfrútalo, que nada te cuesta.

sueños.jpg

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *